Destrozos en la prisión de Archidona tras la llegada de los 507 inmigrantes

Nov 24th, 2017 | Por | Categoria: Actualidad Penitenciaria

La prisión de Archidona está sufriendo destrozos tras la acogida de inmigrantes del pasado fin de semana. Según el Ministerio de Interior, se han generado problemas dentro, desde la llegada de los 507 argelinos a sus celdas por falta de capacidad en la red de Centros de Inmigrantes de España (CIE). «Han lanzado colchones por la ventanas y papel higiénico. No se ha necesitado intervención de la Policía para sofocarlos. Es algo habitual cuando hay revuelo mediático», explican fuentes de Interior. Sin embargo, los vecinos del municipio hablan de daños mayores, como mobiliario roto, y aluden a unas fotos que atestiguan actos de vandalismo. «No entiendo como una persona puede romper la cama en la que duerme», reflexiona Rafael Lara, que regenta una cafetería en el centro de Archidona y está convencido de que la prisión no esté operativa para enero «porque habrá que arreglar esos destrozos».

Las fotos circulan por el municipio y los vecinos las observan con desazón, porque ya hay ganas de tener la prisión abierta por los beneficios económico que pueda traer. Interior, por su parte, no retrasa la apertura y reconoce que el centro penitenciario estará abierto «en un par de meses». La Asociación Málaga Acoge, que trabaja para ayudar a los inmigrantes internados y tiene acceso a este CIE provisional, reconoce las imágenes de los destrozos. Los propios familiares, que llevan días esperando a entrar para ver a sus maridos, hermanos o hijos llegados a las costas españolas en patera, señalan a que en el interior se han producido algunos pequeños disturbios. «Los que han causado incidentes están apartados del resto, pero los que se portan bien están atendidos con comida, luz y agua», explica Naib, que ha llegado de Francia para ver a su hermano, del que dice que «es menor de edad».

«Se lo he dicho a la Policía y dicen que están revisando toda la documentación», apunta Naib, que participó en el primer turno de visitas el jueves a las 13.00 horas. Tras la salida avisa de que «hay varios menores en centro». Interior desmiente este hecho porque los traslados se hicieron por resolución judicial. «Para que hubiera menores dentro tendrían que haber mentido en su edad y decir que son mayores de lo que realmente son. Si estaban identificados como menores, el juez no los manda a Archidona, donde sólo hay argelinos, varones y mayores de edad», explican las mimas fuentes ministeriales.

En la puerta una de las mujeres, que sostiene a un niño de dos meses, asegura que su marido ha sido maltratado. Sin embargo, desde la Asociación Málaga Acoge desmienten las agresiones y dicen que «no se tiene constancia». Los familiares están acampados junto a la prisión, esperando su turno para poder entrar, mientras reciben noticias desde el interior. «Sé que mi hijo está ahí dentro porque me ha llamado por teléfono. Lo trajeron de Cartagena y está ahí», afirma Mustafá, que espera para entrar en un segundo turno a las 16.30 horas del jueves y que subraya que el centro «no es una prisión», sino un lugar provisional de acogida.

La llegada de los inmigrantes apenas se nota en el municipio, que está a unos cinco kilómetros de la penitenciaría. «Está todo muy tranquilo. No se ven más inmigrantes. Hay más rumanos por la campaña de la aceituna, que argelinos por lo de la cárcel», remarca Manuel Caro, que trabaja regulando el aparcamiento en el centro del municipio y asegura que «sólo se ven algunos familiares» de los internos.

Fuente: ABC Sevilla

Escribe un comentario