ACAIP, sobre Yuste: “Es el único responsable penitenciario en Europa mantenido pese a estar investigado por torturas”

Dec 1st, 2017 | Por | Categoria: Sindicatos de prisiones

Exige su inmediata dimisión y recuerda que sobre su persona hay abiertas diligencias en distintos juzgados por gravísimos delitos

VALLADOLID, 30 (EUROPA PRESS)

El sindicato de prisiones ACAIP, mayoritario en el sector, ha vuelto a exigir hoy la inmediata dimisión del secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, de quien recuerda que “es el único máximo responsable penitenciario en toda Europa al que se mantiene en su puesto pese a estar siendo investigado por torturas”.

La petición hecha pública hoy ha tenido por escenario la reunión celebrada en Valladolid por responsables de dicha organización en centros de la zona norte, en la que el presidente del sindicato, José Luis Pascual, ha atribuido a Yuste y su departamento la situación de “caos, al borde del colapso”, del actual sistema público de ejecución penitenciaria fruto, entre otras causas, a la masificación de las prisiones y a la falta de cubrir las más de 3.500 plazas vacantes en toda España.

En este sentido, Pascual, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha cargado contra Yuste como responsable de que tal situación, con un total de cincuenta departamentos cerrados, por falta de personal, en distintas prisiones del país, impida hoy garantizar la seguridad interna en dichos penales e incluso garantizar la puesta en marcha de los programas de tratamiento para “devolver a los presos rehabilitados a la sociedad”.

Pero la principal crítica vertida contra el equipo de Yuste se centra en la existencia aún de tres prisiones en España, como las de Archidona, Ceuta y Soria que siguen cerradas, y ello a pesar de los 120 millones invertidos en la última de ellas, pero, sobre todo, en el hecho de que las instalaciones de la cárcel malagueña, “a pesar de que iba a ser recientemente inaugurada y contaba ya con funcionarios destinados, ha sido arrebatada como prisión para albergar a inmigrantes extranjeros llegados a las costas españolas”, custodiados por agentes de la Policía Nacional.

FUNCIONARIOS CON PLAZA PERO SIN CENTRO

Y ello, como así denuncia, pese a que ya se había celebrado un concurso de traslados y cerca de 300 funcionarios tenían asignada plaza en dicho centro, lo que ha llevado a ACAIP a presentar una querella criminal no sólo contra Yuste sino contra la subdirectora general de Recursos Humanos y el subsecretario del Ministerio de Interior por delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos y “tratar de volver a épocas pretéritas, en las que el acceso a la función pública era a dedo y con padrinos y no por oposición”.

De hecho, acusa a los querellados de crear puestos de trabajo “ad hoc” para colocar a funcionarios que no habían accedido a esos puestos por carecer de la puntuación suficiente, al tiempo que han hecho desaparecer otros adjudicados a funcionarios que sí habían ganado la plaza, sin olvidar tampoco otra medida llevada hasta los tribunales como es la exclusión de las universidades públicas a la hora de conceder a los funcionarios ayudas para los estudios de sus hijos, en favor de las universidades privadas.

Todo ello, sumado a la apertura de distintos procedimientos judiciales contra Yuste en Palencia, acusado de torturas; Murcia, por la muerte de un interno, y en Madrid, por prevaricación y malversación de caudales públicos, ha llevado a Pascual a exigir nuevamente la inmediata destitución del secretario general de Instituciones Penitenciarias, al que critica por “tolerar, amparar y defender públicamente” actuaciones delictivas practicadas en distintos centros penitenciarios.

El líder de ACAIP ha particularidad el caso del Centro Penitenciario de Valladolid, “ejemplo de lo que no puede tolerarse”, en referencia a que sus muros cuentan con una masificación que llega hasta el 140 por ciento, cuando la población reclusa en España en los últimos años se ha reducido en un 10 por ciento, “lo que se traduce en que los presos no cuenten con una celda individual”.

Fuente: La Vanguardia

Etiquetas:

Escribe un comentario