El protocolo contra las agresiones de Instituciones Penitenciarias es un fraude

Aug 7th, 2018 | Por | Categoria: Sindicatos de prisiones

CCOO ha elaborado un monográfico “Razones”, específico sobre este problema grave de salud laboral, al que están expuestos las trabajadoras y los trabajadores penitenciarios en el ejercicio de su profesión, informando de las deficiencias que tiene el actual Protocolo de actuación contra las agresiones (PEAFA).

El PEAFA defiende que las agresiones forman parte del trabajo penitenciario, dadas las carencias sociales, educativas y culturales de la población reclusa con la que trabajamos, y que por lo tanto van incluidas en la nómina. Mientras se intenta normalizar éste tipo de actuaciones en nuestro entorno laboral, lo cierto es que es impensable defender la misma tolerancia con otras profesiones que también tratan con nuestra población interna como son jueces, fiscales o el personal sanitario del Servicio Nacional de Salud.

Desde CCOO defendemos que se pueden prevenir y que la Administración tiene la obligación legal de velar por la seguridad y salud de su personal.

Aunque el riesgo de “agresión” está reconocido en las Evaluaciones de Riesgos de algunos puestos de trabajo, lo cierto es que se le excluye del sistema de Gestión de la prevención de riesgos laborales que hay en Instituciones Penitenciarias, algo que no sucede con el resto de riesgos laborales que existen en el medio penitenciario.

El PEAFA sólo considera “agresión” si hay lesión física y asistencia sanitaria, excluyendo las agresiones en las que no haya daño físico- las psíquicas y verbales- para bajar las estadísticas y enmascarar la realidad, hurtando al personal penitenciario de su derecho a la prevención y protección frente a cualquier violencia que sufra en el trabajo.

El PEAFA no aborda las causas que originan las agresiones sino que se limita a estudiar el cumplimiento por el/la trabajador/a de una serie de medidas de seguridad relacionadas con la observación, los relevos, cacheos, recuentos, el uso de los medios coercitivos o de medios de protección, trasladándole la responsabilidad de la agresión y las lesiones al propio/a trabajador/a agredido/a. Por eso, las agresiones se analizan por los Subdirectores de Seguridad y la Inspección Penitenciaria, considerándose la vía disciplinaria.

El PEAFA no considera como factor de riesgo determinante de las agresiones, y su incremento, el que haya un sólo efectivo en el módulo con 144 internos, la escasez de personal, unas Rpt´s inadecuadas, el envejecimiento de las plantillas, la falta de formación, la masificación, una mala clasificación regimental, las patologías psiquiátricas, el consumo de drogas y esteroides, la carencia de programas de tratamiento y prevención dirigidos a internos peligrosos, o la ausencia de medidas preventivas.

Desde CCOO exigimos una verdadera política de prevención que cumpla con la legalidad vigente, y que aborde el grave problema de salud laboral desde un enfoque integral e integrado, que involucre a toda la organización. El PEAFA impide la participación en la prevención de este riesgo laboral de los servicios de prevención de IIPP, así como la de los propios trabajadores y trabajadoras a través de los Comités de Seguridad y Salud de IIPP, incumpliendo la Normativa en Prevención de Riesgos Laborales.

El PEAFA no reconoce la condición de agente autoridad al personal funcionario, ni contempla ninguna protección jurídica análoga para el personal laboral que trabaja en contacto directo con la población interna. Tampoco recoge ninguna medida de apoyo a la víctima agredida, ni una asistencia jurídica y/o sanitaria más allá de las que ya tenemos.

PORQUE EL PEAFA NO PROTEGE, NO PREVIENE NI APOYA a las víctimas agredidas, CCOO solicita a CSIF y UGT que retiren su firma del protocolo, e iniciemos con carácter urgente una nueva negociación de un protocolo de prevención.

Etiquetas:

Escribe un comentario