Trasladado a la cárcel de Zuera el preso que intentó asesinar en 1997 al rey Juan Carlos I

Sep 21st, 2018 | Por | Categoria: Actualidad Penitenciaria

El etarra Kepa Arronategui Azurmendi, que cumple condena por participar en el intento de asesinato del rey Juan Carlos en Bilbao en 1997llegó este jueves a las 14.00 a la prisión de Zuera en el traslado habitual de presos que se realiza cada semana entre los centros penitenciarios de las localidades de Valencia, Zaragoza y Zaballa (Álava). Va a seguir el mismo protocolo antisuicidio que tenía en la prisión de Almería, de donde la Junta de Tratamiento acordó sacarlo en junio.

El traslado de este interno forma parte del acercamiento de los etarras pactado por el Gobierno de Pedro Sánchez con el PNV, después del final de ETA. La banda terrorista confirmó el pasado mes de mayo el “final de su trayectoria” y el “desmantelamiento” total “del conjunto de sus estructuras”.

Aunque es la segunda vez que se produce este movimiento del Ejecutivo, en esta ocasión no se trata de un terrorista que se haya arrepentido de su acción, tal como ocurrió en agosto con los dos primeros, Olga Sanz Martín y Xabier Moreno Ramajo, condenados por el intento de asesinato del exconsejero de Interior, Juan María Atutxa y del expresidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz.

En el caso de Kepa Arronategui, el Gobierno ha decidido su acercamiento al País Vasco por motivos de salud ya que el preso padece una patología psicótica que se ha agravado en las últimas semanas y que obliga a que un interno de apoyo le acompañe.

Fuentes penitenciarias señalaron que el etarra durmió ayer en el módulo de ingresos, pero está previsto que este viernes lo entreviste el trabajador social, que lo hace con todos los presos recién llegados, para que se determine dónde van a instalarlo. En cuanto a la atención médica, “será como a todos”. Hay dos módulos donde están los otros ocho etarras que ahora se encuentran en la prisión aragonesa, que llegó a albergar a 25 etarras en el año 2009 cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aplicó a los etarras la vía Nanclares. A través de esta, les facilitaba su reinserción, siempre que se desmarcaran de la banda, a través de su acercamiento a las prisiones de Zuera y Villabona, en Asturias, para llevarlos en una segunda fase a Zaballa (Álava).

Con la llegada de Arronategui Azurmendi, es la primera vez en los últimos años que aumenta la población de miembros de ETA en la cárcel de Zuera, ya que el Gobierno de Mariano Rajoy paralizó el acercamiento de etarras.

Habrá que ver ahora si el terrorista recién llegado a Zuera se suma al grupo de los cuatro etarras que todos los viernes hacen una huelga de hambre simulada en el comedor (suelen comprar alimentos en el economato para comer en la celda) en apoyo de los demás internos de ETA. Hay otros que se han desmarcado de esta iniciativa.

Fuente: elheraldo.es

Escribe un comentario