CSI-F denuncia la agresión de un preso a un funcionario en la cárcel de Segovia

Oct 30th, 2018 | Por | Categoria: Sindicatos de prisiones

SEGOVIA, 29 (EUROPA PRESS)

El sindicato CSI-F ha denunciado la agresión de un interno en el centro penitenciario de Segovia a un funcionario que tuvo lugar el 26 de cotubre, durante la segunda jornada de huelga convocada en Instituciones Penitenciarias.

Según el relato del sindicato, recogido por Europa Press, un interno del módulo 4, “el más conflictivo”, comenzó a gritar a través de la ventana con insultos a los trabajadores, que le ordenaron cesar esa conducta “para no alterar el orden de ese departamento”. La versión sindical incluye que en ese momento, en el módulo se mantenían dos funcionarios, que es el número normal, a pesar de la jornada de huelga.

 

Para evitar incidentes y la alteración de la convivencia, varios trabajadores subieron a la celda para “intentar calmar” al recluso. Al abrir, le ordenaron “de forma preventiva” que se ponga contra la pared “para cachearlo y poder hablar con él”, ante lo que el preso se niega.

En un momento, el interno lanza dos puñetazos a uno de los funcionarios “de manera sorpresiva”, según CSI-F, y le alcanza en la cara. El recluso tuvo que ser reducido por los otros funcionarios y opuso “gran resistencia”, dada su gran corpulencia. Y es que, según ese relato sindical, su peso rebasa los cien kilos. A la vez, “lanzaba patadas” a los funcionarios y fueron necesarios “más de cuatro minutos” para reducirlo.

Los hechos fueron puestos en conocimiento del jefe de servicio, que ordenó el traslado del preso al departamento de aislamiento. Un traslado en el que mantuvo su “estado de agitación” y provocó “revuelo” entre el resto de internos, que abuchearon a los funcionarios. Además, el interno trasladado habría amenazado a esos trabajadores con el hecho de que familiares suyos les causarían daños.

El funcionario agredido ha necesitado atención de los servicios médicos de la prisión, que han elevado el parto de lesiones con traumatista en mandíbula, glúteo y en dedos de ambas manos. Ante los hechos, el representantes de CSI-F, en nombre de los cinco sindicatos convocatos de la huelga ha soliditado la regresión de ese interno a la condición de primer grado.

Por otro lado, desde el sindicato recuerdan que, desde hace más de un año, solicitan al Ministerio del Interior, a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y a todos los partidos políticos, la dotación de más medios, más personal, y mayor control de los internos con problemas psiquiátricos, para poder trabajar con un mínimo de seguridad. Igualmente, reclaman tanto el incremento salarial como iel de las plantillas, que en el caso de Segovia equivale a más de 45 plazas de todas las áreas.

Reiteran la petición para modificar “de una vez por todas”, la Ley Orgánica General Penitenciaria y reconocer al colectivo como agentes de la autoridad, de manera similar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como abordar el problema con los internos con patologías psiquiátricas, que solo son atendidos en una de las dos únicas visitas mensuales que realiza el psiquiatra al centro y que es “absolutamente insuficiente”.

 

Etiquetas:

Escribe un comentario