Un preso mata a golpes a un narco vigués tras discutir por las literas

Dec 28th, 2018 | Por | Categoria: Actualidad Penitenciaria

Un hombre de 28 años y experto en artes marciales que acaba de ingresar en la cárcel madrileña de Soto del Real acusado de intento de homicidio a un vigilante privado en el metro, mató de una paliza a otro recluso, un narco vigués de 55 años que la propia prisión le había asignado como interno de apoyo en sus primeras horas en el centro penitenciario.

La agresión se produjo tras discutir ambos sobre quien dormía arriba y abajo en las literas de la celda, según fuentes de Instituciones penitenciarias. Los hechos tuvieron lugar sobre las 21.00 horas del miércoles. El presunto agresor es J.M.R.H, de nacionalidad española y experto en la disciplina Muay Thai, un arte marcial tailandesa en la que compite y de la que ostenta varios títulos como el de campeón de España en el peso de 67 kilos.

Aunque la pelea se inició fuera de la celda, fue en el interior de la misma donde el presunto agresor, le propinó varios golpes su víctima. Los funcionarios encontraron al hombre tendido en el suelo en estado muy grave y alertaron al 112.

Los servicios sanitarios del SUMMA que acudieron a la prisión comprobaron que el herido presentaba un traumatismo craneoencefálico y golpes faciales. Aunque trataron de reanimarle, el preso falleció antes de llegar al hospital.

El presunto agresor llevaba pocas horas en prisión preventiva por un intento de homicidio tras una trifulca en el metro de Madrid, donde se enfrentó e hirió de carácter leve a un pasajero y trató de agredir a un vigilante de seguridad.

Estos hechos ocurrieron el pasado domingo en el metro de Legazpi en torno a las ocho de la tarde cuando J.M.R.H hirió a un pasajero con un cuchillo y le robó el móvil. Tras enfrentarse a un vigilante, fue detenido por la Policía Nacional, que llegó a encañonarle para que depusiera en su actitud en plena calle.

Por estos hechos el juez de guardia decretó su ingreso en prisión por un intento de homicidio. Al tratarse de su primera entrada en la cárcel, se le asignó un preso de acompañamiento, una práctica habitual para los casos de recién llegados cuyo objetivo es que el recluso de apoyo ayude al “nuevo” a habituarse al régimen penitenciario.

La víctima de la brutal agresión es un vigués de 55 años, Juan B.A., que había sido extraditado desde Venezuela el pasado mes de abril en una operación contra una organización de narcos dedicada a la introducción de cocaína colombiana en contenedores por el puerto de Vigo, desmantelada en la denominada Operación Grey. Uno de los colombianos de la red había sido asesinado en su país tras ser torturado tras la pérdida de un alijo de unos 200 kilos de cocaína.

Fuente: farodevigo.es

Escribe un comentario