Ordenadores, ventiladores, mejor luz… los funcionarios denuncian los privilegios de los presos de ETA

Jan 9th, 2019 | Por | Categoria: Actualidad Penitenciaria

Funcionarios de Instituciones Penitenciarias cuentan que se “concede a los etarras absolutamente todo lo que demandan” y, además, se gestionan sus peticiones con la mayor brevedad posible.

“Son los reyes del mambo en las prisiones”; “Los únicos que tienen derecho a todo, que les conceden todo lo que reclaman, incluso, antes de entrar en la cárcel”; “Están protegidos por los de arriba”. Así se expresan los funcionarios de prisiones sobre los presos de ETA.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias revelan a OKDIARIO el trato de favor y los privilegios de los que llevan años beneficiándose los presos etarras. Explican que estos internos acusados de “delitos de sangre” deben cumplir su condena en un módulo de aislamiento, clasificado en primer grado penitenciario, y estar sometidos a un control estricto de seguridad y con ciertas restricciones.

Sin embargo, los reclusos etarras que cumplen su condena en las cárceles españolas conviven con los presos en régimen de segundo grado, también llamados como “ordinarios”, y gozan de los beneficios que se les otorgan a estos internos considerados como menos “peligrosos”.

Cuentan a OKDIARIO que Instituciones Penitenciarias “concede a los etarras absolutamente todo lo que demandan” y, además, gestionan sus peticiones con la mayor brevedad posible. Es más -explican- en muchas ocasiones se persona un responsable del centro para darles explicaciones de primera mano sobre sus cuestiones.

Son los únicos presos que pueden llamar a sus abogados fuera del cupo semanal, es decir, habiendo agotado el tiempo concedido para estas comunicaciones. Tienen el privilegio de acceder a las aulas de formación y matricularse por la UNED para cursar una titulación universitaria. En el último año el Gobierno destinó 632.700 euros para financiar el programa de estudios de Instituciones Universitarias.

También cuentan con otros privilegios, de los que carecen muchos internos, como ventilador en la celdas, flexos con mejor iluminación, y la posibilidad de disfrutar de más horas en el patio de las que les corresponden.

“Solos en sus celdas”

Son los únicos presos que viven solos en sus celdas y no tienen que compartirla con otros compañeros -lo habitual son tres personas por celda-. Además, aseguran que cuando acceden a compartir su habitación lo hacen otro preso etarra y “no se mezclan con violadores, toxicómanos… etc”.

Desde que se disolvió la banda terrorista, la relación de los etarras con otros internos comunes es de normalidad. Se ganan favores de otros presos a cambio de cajetillas de tabaco -muy valoradas en los patios-, a los que acceden con facilidad porque “siempre disponen de dinero para comprar en el economato”.

Funcionarios de prisiones explican que con los internos que más se relacionan, o muestran tener más ‘feeling’, son con los yihadistas llegando en muchos casos a tener una gran complicidad.

Las mismas fuentes señalan a Ángel Ortiz, secretario general de Instituciones Penitenciarias, como responsable de este trato de favor. Aseguran que tiene como objetivo eliminar el primer grado en todas las cárceles españolas y establecer un único módulo mezclando a los presos comunes con los de máxima peligrosidad. Así lo afirmó en las Jornadas de Formación celebradas en 2016 donde denunció que los presos estaban sometidos a torturas y malos tratos en las prisiones.

Fuente: okdiario.com

Escribe un comentario