El recluso que incendió el ala de aislamiento de Teixeiro causó una inundación horas después

May 10th, 2019 | Por | Categoria: Actualidad Penitenciaria

El interno que provocó el martes por la noche un incendioen la prisión de Teixeiro no estaba en aislamiento por ser un asesino sanguinario ni por dejar estragos a su paso. Está ahí por su conflictividad dentro de la prisión. Por provocar altercados con otros reclusos. Eso le llevó a que lo incluyesen en el régimen Fies, que es como catalogan a los presos peligrosos a los que es necesario someter a un especial seguimiento y vigilancia. Los otros cinco reclusos que se encontraban junto a él en el módulo de aislamiento sí tienen delitos de sangre. En la calle, según fuentes penitenciarias, serían mucho más peligrosos que el que provocó el incendio y que a punto estuvo de causar una tragedia.

Es de origen marroquí y el martes a las 9 de la noche, no se sabe por qué, hizo dos hogueras en su celda. El fuego se propagó al resto del habitáculo, lo que hizo saltar las alarmas de incendio. Fue entonces cuando los dos funcionarios que se encontraban en el módulo no se lo pensaron y se internaron entre una densa humareda que no les dejaba ver ni a un palmo de distancia y salvaron a los seis internos que allí estaban. Su acción fue calificada por el director del centro penitenciario de Teixeiro, José Ángel Vázquez, como «fantástica», felicitando a ambos funcionarios por su trabajo. La Voz se puso ayer en contacto con estos trabajadores, que declinaron hacer cualquier declaración más allá de agradecer las muestras de apoyo y cariño recibidas por sus compañeros, los responsables del penal e, incluso, de los reclusos a los que salvaron de morir entre las llamas. ¿Lo volverían a hacer? «Las veces que haga falta», aseguró uno de ellos.

De los seis internos que se encontraban en el módulo de aislamiento, dos de ellos resultaron heridos y tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos del penal. Uno, el que causó el incendio, raptó sin ser visto en medio de la humareda a otra celda, donde apareció semiinconsciente, y el otro fue ayudado a salir al patio por sus compañeros por inhalación de humo. Ambos fueron llevados a la enfermería, donde quedaron en observación. Pero el marroquí, no contento con lo que había hecho y pudo haber causado, abrió todos los grifos y taponó los desagües, lo que provocó una importante inundación. El agua llegó al piso inferior.

El incendio y la inundación le acarrearán problemas. Posiblemente, según fuentes de Instituciones Penitenciarias, le eleven el grado de peligrosidad y termine en una celda especial, pudiendo salir al patio solo una hora al día y siempre en solitario. Sin más contacto con seres humanos que con los funcionarios. La asociación de funcionarios de prisiones Tu abandono te puede matar, solicitó ayer a Instituciones Penitenciarias que se reconozca la labor de esos dos funcionarios de Teixeiro con una medalla por parte del Ministerio del Interior.

Fuente: lavozdegalicia.es

Escribe un comentario